El MAS y la tarea fundamental de reactivar el Proceso de Cambio

Después de los difíciles días que ha atravesado el país, luego de la abrupta interrupción de las actividades de miles de bolivianos en las principales ciudades del país, la derecha, en complicidad con la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas y la Organización de los Estados Americanos han presionado a nuestro hermano presidente Evo Morales a que renuncie a la Presidencia del país.

Desde la renuncia de nuestro indiscutible líder, Evo Morales, y de su refugio en el país hermano de México, el país ha tomado otro rumbo y muchas cosas están volviendo a ser como antes. Muchos medios de comunicación internacionales están reflejando cómo la discriminación y humillación hacia los más humildes ha cobrado nuevamente fuerza y tenemos las puertas cerradas para cualquier manifestación.

Es por esta razón que muchos de nosotros, quienes nos consideramos seguidores fieles del Proceso de Cambio que inició nuestro hermano Evo Morales, nos vemos obligados a luchar nuevamente para reactivar aquello por lo que tanto hemos luchado, la participación de los pueblos indígenas y de los campesinos.

¿Cómo consolidamos esta reactivación?

Por suerte, nuestro hermano Evo Morales, ahora desde Argentina, nos va dando algunas pautas e instrucciones para que nosotros veamos el camino más factible para su retorno y la reactivación del Proceso de Cambio.

Resistiendo y manifestándonos es como nos debemos mantener para que el mundo entero sepa que en Bolivia se ha gestado un golpe que está retrocediéndonos a tiempos neoliberales y en los que los más humildes no tenían voz ni voto.

En ese sentido, es bueno que analicemos paso a paso las principales causas por las que se ha consumado el Golpe de Estado y el fascismo está nuevamente en el Poder. Debemos tener presente que todo es una consecución de hechos que poco a poco fueron fortaleciéndose hasta derrocar a nuestro hermano Evo Morales:

  • Los cívicos empezaron a tener apoyo en cada uno de los cabildos que tuvieron lugar en ciudades como Santa Cruz y La Paz, y cuyos discursos estaban llenos de odio y discriminación hacia quienes queríamos que el Proceso de Cambio continúe por más años bajo nuestra interrumpida Agenda 20-25.
  • El amotinamiento de los policías dio lugar a un alzamiento más enervado de algunos ciudadanos que terminaron por impulsar más a los cívicos para que ellos presionaran a Evo Morales y termine renunciando.
  • El pronunciamiento de la OEA corresponde a intereses políticos presionados por fuerzas internacionales como el imperio norteamericano que tanto apoyo tiene de la derecha boliviana.
  • El autonombramiento de la actual presidente Áñez no es más que una muestra de que no se está gobernando bajo e apoyo rotundo del pueblo.
  • Las acusaciones y la persecución política a nuestros líderes y quienes pensamos diferente también demuestra el gobierno que tenemos en este momento.

Todos estos puntos nos obligan a luchar por nuestros ideales y propósitos hasta que el hermano Evo Morales regrese al país y se dé continuidad a nuestro añorado Proceso de Cambio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *